viernes, 2 de noviembre de 2012

Periodista denunció amenazas de exmilitar acusado de delitos de lesa humanidad

El reportero del Diario de Cuyo, de San Juan, que cubre el juicio contra siete exmilitares, aseguró que fue amenazado por Gustavo De Marchi.
 
Un periodista de San Juan denunció haber sido amenazado por un exmilitar que está siendo juzgado por delitos de lesa humanidad, con quien dialogó en un baño de los tribunales.

El periodista del Diario de Cuyo Claudio Leiva, que cubre el juicio contra siete exmilitares, aseguró que fue amenazado por Gustavo Ramón De Marchi, acusado de torturas y tormentos seguidos de muerte en cuatro causas que se sustancian en el Tribunal Oral Federal de San Juan desde principio de año.

"Esto no es una amenaza, pero escribí bien, vos tenés familia y en algún momento voy a salir", le dijo De Marchi, según la denuncia, publicada hoy por el matutino en el que trabaja Leiva.

El periodista precisó que la conversación con el imputado se produjo al final de la audiencia de ayer dentro de un baño ubicado al costado de la sala del Tribunal Oral donde se lleva adelante el juicio.

Fue hasta allí, dijo el trabajador de prensa, por pedido de otro de los acusados, Jorge Alberto Olivera, quien le solicitó que siguiera a De Marchi.

Qué habría ocurrido. Una vez que ingresó a los sanitarios, Leiva y De Marchi quedaron solos, sin la custodia policial que debía acompañar al acusado, afirmó el periodista.

En una nota publicada hoy, el Diario de Cuyo interpretó que De Marchi habría intentado "presionar al periodista para que publicara dos escritos que había presentado ante el Tribunal Oral".

Se trata de una solicitud para revocar el patrocinio de la defensora oficial y otro para "oponerse a la incorporación por lectura de testimonios al proceso".

"De Marchi me dijo que venía de una familia de militares honorables y que tiene un primo que también está acusado de los mismos delitos que él", relató hoy Leiva, en declaraciones a Radio Colón de esta capital.

Entonces, De Marchi colocó su mano derecha "sobre mi hombro y, con una leve presión, me dijo ˜esto no es una amenaza pero escribí bien, vos tenés familia, en algún momento voy a salir˜", recordó.

"Fue una situación desagradable, tensa. Nunca había dialogado con los acusados, no es algo habitual para la prensa", relató. Entonces, mientras estaban en el baño, ingresó un agente de la policía federal y De Marchi le dijo "estamos hablando", a lo que el policía respondió que debían trasladarlo al Penal provincial, donde cumple prisión, y el exmilitar le contestó: "ya voy a ir", según relató el periodista.

El periodista presentó la denuncia ante el fiscal general Matías Bermejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada