jueves, 4 de abril de 2013

La Abuela Lucila Ahumada de Inama falleció en la inundación

Una abuela entre las víctimas

Abuelas de Plaza de Mayo confirmó ayer que pertenecía a la organización. Fue hallada ahogada en su casa en La Plata bajo un metro setenta de agua.

Lucila Ahumada de Inama todavía buscaba a su nieto, a su hijo Daniel Inama y a su nuera Noemí Macedo, quienes fueron secuestrados el 2 de noviembre de 1977 y llevados al centro clandestino Club Atlético. Murió sin conocer su destino. Las Abuelas de Plaza de Mayo confirmaron ayer que Ahumada fue una de las víctimas de las inundaciones: fue hallada sin vida en su casa platense bajo un metro setenta de agua. “La tragedia nos ha tocado de cerca porque una de nuestras compañeras fue encontrada muerta”, revelaron las Abuelas.

La muerte de Ahumada fue confirmada por fuentes de la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense, que precisaron que murió en su vivienda ubicada en 29, entre 36 y 37, de la capital provincial. La Secretaría expresó “inmenso dolor por esta pérdida” y se puso a disposición de la familia. El cuerpo de esta Abuela había sido identificado y estaba en la lista oficial de personas fallecidas difundida el miércoles, pero recién ayer se conoció que integraba la organización de Abuelas de Plaza de Mayo. En el sitio oficial de la entidad fueron publicados centenares de mensajes que expresaron el dolor “por una Abuela más, fallecida sin poder reencontrarse con su nieto”.

“Por la memoria de las víctimas de la inundación y por el dolor de sus familias, las Abuelas llamamos ‘en particular a los jóvenes’ a seguir siendo solidarios con la gente que lo ha perdido todo o casi todo, en muchos casos lo poco que tenían”, destacaron. Y agregaron: “Esperamos que este cuidado por el prójimo, este acompañamiento genuino que aflora entre los argentinos y argentinas en situaciones de catástrofe, continúe una vez que hayan bajado las aguas”. Para las Abuelas “la política y la sociedad civil tendremos que hacernos cargo de fijar los criterios de previsión y prevención para que en adelante, ante futuras contingencias en ocasiones inevitables, los daños y las pérdidas sean menores, para que no se repita nunca más tanto dolor”.

Lucila todavía buscaba a su nieto, a su hijo Daniel y a su nuera Noemí, desde noviembre de 1977, cuando fueron llevados al centro Club Atlético. La muchacha estaba embarazada de seis o siete meses y tanto la pareja como el niño o niña están desaparecidos. Según el Proyecto de Recuperación de la Memoria del Centro Clandestino Club Atlético, el nieto de la Abuela fallecida debió nacer en febrero de 1978. En noviembre de 2000 su marido, Alfredo Inama, había declarado ante la Justicia platense sobre la desaparición de su hijo.

Ahumada de Inama era además abuela de Ramón Inama, pareja de la abogada Verónica Bogliano, quien se desempeñó como letrada de María Chorobik de Mariani, una de las fundadoras de Abuelas, en el reciente juicio por los crímenes del circuito Camps. Mariani debió ser rescatada en las últimas horas porque también su vivienda fue afectada por el agua. Anoche un grupo de compañeros de militancia fue a su casa para intentar rescatar el valioso archivo que conserva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada