miércoles, 11 de junio de 2014

Piden frenar la remodelación del edificio del Batallón 601

Barrios por la Memoria y Justicia-Balvanera y Baldosas por la Memoria

Ubicado en Viamonte y Callao, desde allí se planeó la represión durante la dictadura en el ámbito de Capital. El edificio se vendió en 2003
 
Por: Infojus Noticias  -  Sol Vazquez
 
Organismos de Derechos Humanos denunciaron "la irresponsabilidad de quienes permitieron que se esté modificando la estructura del edificio" donde funcionó el Batallón de Inteligencia 601, desde donde se planeó la represión durante la dictadura en el ámbito de la Capital, y piden la suspensión de las obras.

Las obras de remodelación del edificio, ubicado en la Viamonte y Callao, a cargo de la Universidad de El Salvador, avanzan rápidamente tras una demolición interna parcial.

El edificio, ubicado en Viamonte 1818 y que desde septiembre de 2005 tenía aviso de obra, salió a licitación en el último semestre de 2002 y su venta se concretó en enero/febrero de 2003.

En este marco, Barrios por la Memoria y Justicia-Balvanera y Baldosas por la Memoria, piden "la inmediata suspensión de las obras, preservando pruebas y el valor histórico de los espacios donde se decidió la desaparición o muerte de miles de personas".

Solicitan además "se investigue cómo llegó ese edificio público a manos de la Universidad del Salvador, después de estar cerrado por más de una década".

"Los avisos publicitarios dicen que será habitado por más de cinco mil alumnos de la universidad y llamativamente el cartel de obra dice que el destino de uso del edificio será un `hotel`", advirtieron los organismos.

Además se preguntaron "¿qué clase de formación académica se impartiría en ese lugar a las nuevas generaciones, eliminando los vestigios de su triste rol histórico?".

Los organismos hacen "un llamado a los Poderes Públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del Estado Nacional a cumplir con la Ley 26.691 que exige preservar lugares donde sucedieron hechos emblemáticos del accionar de la represión ilegal, detener la demolición interna, preservar las posibles pruebas judiciales y restituir el edificio al patrimonio histórico como Espacio de Memoria".

La historia reciente cuenta que en febrero de 2000, el entonces jefe del Ejército, Carlos Brinzoni, anunciaba el cierre del Batallón y la futura venta del edificio, medidas que formaban parte del proyecto de reestructuración integral del área de Defensa, que tenía a Ricardo López Murphy como ministro.

El "Plan de Modernización para Mejorar la Calidad del Gasto" del Ministerio de Defensa preveía, entre otras medidas de ajuste y cambios en la organización de las Fuerzas Armadas, la venta de más de 100 inmuebles.

Para la venta de inmuebles había dos proyectos: uno consistía en concentrar personal de todas las armas en el edificio Libertador, despejando el Libertad (Armada) y, tal vez, El Cóndor (Fuerza Aérea) para su venta y el otro preveía la venta de 111 inmuebles considerados innecesarios, sobre un total de 1913 bienes inventariados en todo el país.

Entre los disponibles se incluía al edificio ubicado en Viamonte y Callao.

Hoy el Batallón 601, nombre de guerra del Servicio de Informaciones del Ejército (SIE) y rebautizado como Central de Reunión de Inteligencia Militar por el ex jefe del Ejército, Martín Balza, funciona en la guarnición militar de Campo de Mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada