jueves, 13 de noviembre de 2014

Permiten salir del país a acusados por la represión (¿¿??)

Un juez subrogante les concedió la autorización. Están procesados por dos asesinatos y el secuestro de tres niños en la dictadura

La justicia federal platense permitió la salida del país a los seis ex militares del Batallón de Comunicaciones del Comando 601 de City Bell, acusados de dos asesinatos y el secuestro de tres nenes durante la dictadura, a quienes la semana pasada había liberado al dictarles "falta de mérito". La Unidad Federal Fiscal de La Plata, con competencia en delitos por crímenes de lesa humanidad, adelantó que hoy apelará la medida.
La resolución fue firmada ayer por el juez en lo civil, comercial y contencioso administrativo, Alberto Osvaldo Recondo, quien subroga el Juzgado Federal Nº3 con competencia penal de La Plata. Es el mismo juez que la semana pasada había liberado a los militares con el argumento de que no conocían el plan criminal de la dictadura.

Los fiscales Marcelo Molina y Juan Martín Nogueira habían pedido que se mantenga la restricción de salir del país para los seis ex militares, mientras la Cámara Federal resuelve la apelación por la liberación, para evitar posibles fugas puesto que, además, los acusados siguen procesados. Sin embargo, ayer Recondo resolvió remover esa restricción.
Los fiscales adelantaron que hoy apelarán esta nueva resolución, y advirtieron que lo dispuesto por el juez subrogante es "un llamado de atención en cuanto a la actitud del juez". "Lo llamativo es que un juez que no tiene acreditada experiencia técnica en la materia (de lesa humanidad) tome esta determinación", señaló Nogueira.

Los siete militares habían sido detenidos a principios de octubre acusados de asesinar a los militantes montoneros María Nicasia Rodríguez y Arturo Alejandrino "Silver" Jaimez, y de secuestrar a sus tres hijos de 2, 10 y 12 años en Berazategui en 1977. En la apelación por la liberación, los fiscales señalaron que el juez retomó el espíritu de la derogada Ley de Obediencia Debida: dejó preso al jefe Néstor Horacio Falcón (84 años) y liberó al resto, aduciendo que no podía acreditar que por sus rangos conocieran el plan criminal de la dictadura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada