viernes, 4 de noviembre de 2016

La impunidad continúa : El juez Bejas se excusó y no citará a indagatoria a César Milani

La Cámara Federal de Casación Penal había confirmado que el ex jefe del Ejército debía ser citado a indagatoria en los tribunales tucumanos por la desaparición del soldado Ledo.

Luego de que la Cámara Federal de Casación Penal confirmara que el ex jefe del Ejército, César Milani, debe ser citado a indagatoria por la desaparición del conscripto Alberto Agapito Ledo durante el Operativo Independencia, el juez federal N°1, Daniel Bejas, se excusó de seguir interviniendo en la causa. A principios de 2015, el magistrado no había hecho lugar al pedido para que el entonces titular de las Fuerzas Armadas fuera llamado a declarar. Milani ocupó el cargo durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Bejas tomó la determinación luego de dos presentaciones efectuadas por el fiscal general Gustavo Gómez (subroga al fiscal federal N°1 Carlos Brito).

Por un lado, Gómez había presentado una solicitud de pronto despacho, argumentando que Bejas llevaba 106 días sin resolver la citación. El juez la rechazó y sostuvo que el trámite procesal se desarrolló de manera "regular, normal y permanente” en relación a los tiempos de resolución de otras causas que investigan delitos de lesa humanidad. Deslizó críticas a Gómez por el tenor del escrito y el "nivel de exposición mediática que emprendió el fiscal”. "Resulta sorpresivo que quien no registra intervención en ninguna causa de lesa humanidad y quien sólo interviene en este caso de manera esporádica y circunstancial efectúe una presentación que a todas luces no refleja la realidad procesal de la causa, poniendo al descubierto la carencia en dicho funcionario, de un conocimiento real y exhaustivo de la causa”, cuestionó. Bejas señaló que no hubo dilaciones y rechazó el requerimiento.

Violencia moral

Por el otro, Gómez había pedido que se cite efectivamente al ex titular del Ejército. Bejas consideró que en los argumentos, Casación resolvió sin indicar los lineamientos a seguir por él para dictar un nuevo pronunciamiento y que, pese a ello, se le ordenó una nueva definición. "Dicho temperamento me coloca en una situación de violencia moral para una nueva de decisión. Afirmo ello, ya que al no haberse rebatido y analizado mis argumentos, me encuentro impedido de reanalizar la cuestión debatida con iguales fundamentos y adoptar posición distinta a la ya sustentada en el decisorio cuestionado”, afirmó. Adujo entonces la imposibilidad de abocarse a la misma cuestión con idénticas evidencias, que ya rechazó, y sin orientación del tribunal de alzada, y se excusó. Recordó que él había cuestionado la investigación y añadió que la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán recomendó profundizar la pesquisa.

Los expedientes estuvieron tres años en sus manos. Ahora el juez federal N°2, Fernando Poviña, deberá analizar si acepta el caso, que ya cuenta con 15 cuerpos. La querella de la familia Ledo, encabezada por los abogados Adriana Mercado Luna y Bernardo Lobo Bugeau, expresó que espera que la causa avance en el marco del debido proceso. Adelantó que no ejercerá recurso alguno y consentirá la intervención del nuevo juez.

El 20 de octubre, la sala I de Casación rechazó dos recursos de queja presentados por la defensa del imputado en contra de dos resoluciones de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán. Los camaristas Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos desestimaron dos recursos: uno era contra la resolución que no hizo lugar al pedido de apartamiento del fiscal Brito y el otro, contra la determinación de dejar sin efecto el pronunciamiento de Bejas sobre la citación. El 2 de junio, la Cámara Federal de Tucumán resolvió que Milani sea llamado a indagatoria y dispuso que Bejas resuelva la situación procesal del ex militar. Asimismo, el Tribunal resolvió que el magistrado siga al frente de la investigación y convalidó la elevación a juicio en lo que respecta a la acusación sobre el ex capitán Esteban Sanguinetti, implicado en los hechos.

Deserción o desaparición

Ledo era un estudiante riojano de 20 años. Cursaba la carrera de Historia en la UNT. En 1976, cuando desapareció, cumplía el servicio militar en el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja. En mayo de 1976, un grupo de esa dependencia se trasladó a Monteros presuntamente bajo las órdenes de Milani y de Sanguinetti. Entre los que llegaron a la provincia estaba Ledo. Habría sido secuestrado del sitio en el que se encontraban afincados, el predio de una escuela. El Ejército, sin embargo, sostuvo que desertó. Disfrazar la desaparición forzada de conscriptos bajo la figura de "deserciones” fue una mecánica habitual durante el terrorismo de Estado, de acuerdo con las investigaciones desarrolladas por la justicia federal. Según el ex capitán José Luis D’Andrea Mohr, 129 jóvenes soldados desaparecieron entre 1975 y 1983. Al menos 12 fueron vistos por última vez en Tucumán.

Según el fiscal Brito, Milani habría encubierto los crímenes de lesa humanidad perpetrados contra el soldado Ledo y falsificado el sumario de deserción. En julio de 2013, cuando se presentó espontáneamente en los tribunales federales locales, Milani había explicado que entre el 75 y el 76 estuvo 40 días en la provincia, en dos oportunidades, con la unidad de ingenieros de construcciones, a la que pertenecía. En ese entonces tenía 21 años y era subteniente, según dijo. "Estuvimos en una escuela en Monteros y reparábamos y limpiábamos caminos. No tuvimos que ver con la parte de inteligencia, de operativa ni con nada”, había explicado.

"Trató de favorecerlo siempre"

Graciela Ledo vio por televisión cómo César Milani se presentó el miércoles en Tribunales para declarar ante el juez Daniel Rafecas por la causa que lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito. La hermana de Alberto Agapito Ledo, por cuyo secuestro y desaparición está denunciado Milani, está convencida de que la imagen del ex jefe del Ejército durante la última etapa del kirchnerismo pasando frente a un juez se repetirá próximamente.

Ledo cuestionó duramente al juez federal N°1, Daniel Bejas, y su desempeño durante los tres años que tuvo el caso. "Todo este tiempo nos negó a las víctimas el derecho a la verdad. Es una causa que tiene pruebas y testimonios que involucran a Milani”, expresó.

Afirmó que había pensado en denunciar a Bejas ante el Consejo de la Magistratura porque consideraba que no su actuación no se ajustaba a derecho.

"Tuvo una pésima actuación. Trató de favorecer a Milani con las dilaciones y al no indagarlo. También sabemos que hay tirantez entre él y el fiscal. Por otro lado, el personaje (por Milani) es fuerte y poderoso. Son muchos factores los que pesaron y no deberían haber pesado en la Justicia”, reflexionó.

En relación a Milani, consideró que pretende "limpiar su imagen” afirmando que es perseguido por haber sido una figura relacionada con el kirchnerismo. "Quiere hacerse pasar por víctima, pero los hechos son de hace más de 30 años. Tiene cuatro causas en La Rioja, además de la de Tucumán”, consignó. Aseguró que esperan que desde ahora el proceso se encauce: "es una causa casi terminada, falta citar a indagatoria a uno de los imputados y profundizar a otros responsables. Estamos seguros de que hay más gente que sabe lo que sucedió con él”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada