miércoles, 24 de octubre de 2012

Comienza hoy otro juicio contra represores en Corrientes


Cuarto debate por delitos de lesa humanidad en la provincia 

El exmilitar Raúl Portillo se sentará en el banquillo de los acusados por la desaparición del estudiante Héctor Acosta, ocurrida en Paso de los Libres durante la última dictadura. 
La Justicia Federal comenzará hoy otro juicio oral y público por delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia durante la última dictadura militar, en una causa que investiga la desaparición del estudiante secundario de Paso de los Libres, Héctor Pata Acosta, y que tiene como imputado al exmilitar Raúl Ángel Portillo.

La primera audiencia de este juicio arrancará a las 8.30 en la sala juzgadora del Tribunal Oral Federal Nº 5 de Corrientes, capital, en la esquina de Pellegrini y La Rioja donde a esa hora se concentrará una marcha encabezada por el movimiento Barrios Unidos, familiares de Acosta y organismos de derechos humanos que reclamarán justicia en el inicio de este debate.
Acosta, estudiante del Colegio Nacional de Libres, tenía 17 años el 22 de marzo de 1976 cuando fue secuestrado por un comando de militares y personal de la Gendarmería y Prefectura que lo mantuvo detenido bajo un régimen de torturas en el escuadrón de esa ciudad, hasta que hizo desaparecer su cuerpo. 

Esta causa llega a juicio con Portillo como único imputado en carácter de exjefe del Destacamento de Inteligencia 123 del Ejército Argentino, con asiento en Libres, cuando se produjo el secuestro. En tanto el ex general Genaro Díaz Bessone, quien también fue procesado en el caso, no será juzgado al permanecer con un grave estado de salud y una avanzada edad, por la que goza de arresto domiciliario en Córdoba.

Los testigos son alrededor de 30 personas entre las que se destacan tres hermanos de Pata Acosta, porque los padres del desaparecido ya fallecieron; además, deberán declarar dos exsoldados conscriptos que estaban al mando de Portillo en aquella época, varios exgendarmes y exprefectos que intervinieron en la confección del sumario que realizaron cuando la familia de la víctima denunció la desaparición; asimismo, aportarán datos dos amigos de Acosta y cuatro personas que también fueron detenidas por la dictadura en la misma fecha. 
La querella, en tanto, se conformará con el abogado correntino Daniel Domínguez Henaín como represente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación; y los fiscales Flavio Ferrini y Juan Martín García. 
El penalista porteño Héctor Patricio Corigliano ejercerá la defensa de Portillo. Este abogado viene de defender a otros represores de la dictadura que están siendo juzgados en la provincia de Neuquén por delitos similares. 

El tribunal estará presidido por Víctor Alonso, acompañado por los jueces Lucrecia Rojas de Badaró y Fermín Ceroleni, quienes ya llevaron adelante otros juicios por delitos de secuestros, tormentos y desaparición de personas en Corrientes, en los que impusieron duras condenas de 25 años de prisión y perpetua a los acusados. 

Acosta era militante político cercano al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y su carrera política, a los 17 años de edad, consistía en defender los derechos a la educación junto con otros compañeros suyos del centro de estudiantes del colegio de Libres, motivo por el cual fue víctima del plan sistemático de represión y desaparición de personas durante la dictadura que comenzó el 24 de marzo de 1976 en la Argentina. 
De esta manera, Corrientes hace punta en el nordeste argentino al ser una provincia que comienza el cuarto juicio oral contra represores por delitos de lesa humanidad. Antes, fueron condenados exmilitares, exgendarmes y expolicías provinciales en las conocidas causa Regimiento de Infantería 9, Cacho Ayala y Goya, también por desaparición de personas y tormentos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada