martes, 19 de febrero de 2013

Ante apelación del SITRAIC, se reabre la causa de Gerardo Martinez por delator del Batallon 601

A partir de un contundente fallo de la sala II de la Cámara Federal, se ordenó reabrir la causa por la participación de Gerardo Martínez como agente civil de inteligencia del Batallón 601 en la ultima dictadura militar.

Este fallo es el resultado de la lucha del SITRAIC (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la construcción), el auspicio jurídico de APEL (Asoc de Profesionales en Lucha) y organizaciones de DDHH como Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y otras.

Si bien un entramado de complicidad gubernamental y judicial quiso garantizarle impunidad a este cómplice civil de la dictadura archivando la causa con un vergonzoso dictamen del Fiscal Di Lello y un fallo que en sólo 24 Hs el Juez Lijo definió de manera absurda y sugestivamente veloz, la Cámara puso las cosas en su lugar.

Lo que consideramos más relevante y de suma importancia del fallo es que ordena aceptar tanto al SITRAIC como al resto de los organismos de DDHH como querellantes en la causa. Esto va a permitirnos impulsar la investigación sobre el papel de Gerardo Alberto Martínez alias “Gabriel Antonio Mansilla” en el aparato represivo de la dictadura.

A partir de la orden de la Cámara federal al Juez Lijo, el SITRAIC y los organismos podremos acceder a la causa, -circunstancia que nos fue negada sistemáticamente-. Los archivos secretos han protegido durante más de 35 años a los civiles que como Gerardo Martínez participaron activamente en la entrega, desaparición, tortura y asesinato de compañeros a través del terrorismo de estado impuesto por la Junta Militar.

El SITRAIC reafirma su compromiso con esta lucha y con la necesidad de terminar con la burocracia sindical que mantiene a los trabajadores de la construcción víctima del mayor régimen de patotas y entrega del movimiento obrero argentino, mediante la reciente proscripción de 80 listas opositoras en todo el país. Todo bajo el amparo del gobierno kirchnerista que tiene en Gerardo Martínez su más dilecto seguidor de topes salariales, flexibilidad laboral e inseguridad en las obras, al punto de apoyar la repugnante reforma de ley de ART que priva de la vía judicial a los trabajadores.

¡¡CARCEL A GERARDO MARTINEZ!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada