jueves, 21 de febrero de 2013

Condena para un represor y exasesor del PRO

El ex agente de inteligencia Julio Cirino fue condenado a 6 años de prisión por delitos de lesa humanidad cometidos en el marco de la represión a la contraofensiva de Montoneros a fines de 1979 y principios de 1980. Cirino integró hasta 2008 la Fundación PensAR, que tiene como presidente honorario al jefe de gobierno porteño Mauricio Macri y nutrió de varios cuadros al PRO.

La Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones, integrada por los jueces Horario Rolando Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah, condenó a Cirino a la pena de 6 años de prisión e inhabilitación especial por el término de 10 años "por ser integrante de una asociación ilícita destinada a cometer delitos cuya acción contribuyó a poner en peligro la vigencia de la Constitución Nacional, integrada por más de diez individuos, con una organización militar o de tipo militar", según informó la agrupación H.I.J.O.S. Capital.

La actuación del represor durante la última dictadura cívico-militar se hizo pública por la desclasificación de archivos que realizó el Departamento de Estado de Estados Unidos, en los que Cirino se ufanaba ante diplomáticos de ese país de haber visitado por los menos tres Centros Clandestinos de Detención, Tortura y Exterminio y les advertía que los desaparecidos "no van a aparecer".

El exmiembro de la Fundación PensAR fue agente civil de las Fuerzas Armadas y operó bajo el pseudónimo de "Jorge Contreras". Ingresó en 1977 a las Fuerzas Armadas para desempeñarse en el Batallón 601 de Inteligencia. Desde allí, fue el enlace con la Embajada de Estados Unidos durante la dictadura.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación informó en la causa que "Jorge Contreras" era en realidad el "Gordo" Cirino, quien dirigió durante la dictadura el Grupo de Tareas 7 de la Central de Reunión de Información (CRI) del 601. El represor cesó sus actividades en el Ejército en 1986, pero en 1993, en su condición de agente de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), fue designado con rango de Secretario en la Embajada argentina en Washington, para luego ser dado de baja del servicio exterior en 1998.

Hasta hace pocos años fue uno de los referentes de la Fundación PensAR en materia de "Seguridad y Terrorismo". Como integrante de esa Fundación, participó en un seminario sobre "Delincuencia, minoridad y violencia en Mar del Plata", en un panel de "Seguridad" junto a Eugenio Burzaco y Juan Carlos Blumberg, y en otro sobre "Áreas urbanas fuera de control: la experiencia de Río de Janeiro", junto a Germán Garavano, Fiscal General porteño. Además, en nombre de esa institución recibió al embajador de Colombia.

La Fundación PensAR es un brazo político del partido PRO y tiene como presidente honorario al Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. Está integrada por el ministro de Educación Esteban Bullrich, el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta, los diputados nacionales Gabriela Michetti, y Federico Pinedo y el legislador Sergio Bergman, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada