martes, 7 de febrero de 2012

Se demora el juicio por el crimen de Ferreyra

El juicio oral por el asesinato del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra y las heridas de bala que recibieron otras tres personas durante una protesta de empleados tercerizados del ex Ferrocarril Roca demorará su comienzo, hasta ayer previsto para el próximo lunes 20. Así lo decidió el Tribunal Oral en lo Criminal 21, que pospuso sin fecha tentativa el inicio del proceso, debido a que a la acusación del gremialista ferroviario José Pedraza y otros nueve detenidos imputados por el crimen se sumó la de siete oficiales de la Policía Federal, señalados por liberar la zona de Barracas donde se produjo el crimen. Como la prueba acusatoria contra los efectivos no está completa, se deberá esperar hasta tanto esa etapa esté resuelta. Según explicaron fuentes judiciales, el asesinato del joven y la actuación de la Policía son partes de “un solo hecho” que debe ser juzgado en un único proceso.

La medida fue dictada por los jueces Diego Barrotaveña, Carlos Bossi y Horacio Dias, quienes ordenaron “imprimir prioridad en su tramitación” a la prueba contra los policías para no demorar demasiado el proceso. Las fuentes vaticinaron que la presentación de evidencia y su análisis por parte de la Fiscalía tardará alrededor de un mes. Luego, el Tribunal decidirá cuáles aceptará, para luego fijar una nueva fecha de inicio. No obstante, los plazos podrían postergarse aún más si las partes objetan la decisión del Tribunal de unir ambas causas.

Los jueces tomaron la determinación luego de que, en diciembre pasado, la jueza Susana Wilma López elevara el segundo tramo de la investigación por la muerte de Ferreyra y las graves heridas de bala que recibieron Elsa Rodríguez, Pablo Pintos y Nelson Aguirre. Esa parte del estudio liderado por López apuntaba a la responsabilidad por las víctimas de siete oficiales de la Policía Federal, acusados de liberar la zona del hecho y no proceder a la detención de los señalados de efectuar los disparos, ni a la búsqueda de pruebas.

Si finalmente las partes aceptan la unificación, Pedraza y otros nueve imputados estarán acompañados de los policías acusados en la segunda etapa de la investigación. Hugo Lompizano, ex comisario y ex titular de la Superintendencia Metropolitana de la Federal; Jorge Raúl Ferreyra, ex comisario de la División Roca; Luis Alberto Echevarría, segundo de Lompizano; Gastón Conti, principal de la Dirección General de Operaciones; Rolando Garay, subcomisario de la comisaría 30ª; Luis Mansilla, comisario inspector jefe del Departamento de Control de Líneas, y David Villalba, agente de la División Exteriores de Video, se encuentran en libertad y se les imputa el delito de abandono de persona agravado seguido de muerte y agravado por daño a la salud, en el que está incluido el incumplimiento de los deberes de funcionario público, que tiene una pena de hasta 15 años de prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada