jueves, 7 de octubre de 2010

Hijo de un desaparecido consigue que Videla deje de ser su padrino

A pesar que la Iglesia se resistía a acceder a los reclamos del ahijado.

En una decisión de gran valor simbólico, la Iglesia dispuso que el ex dictador Jorge Rafael Videla no sea más padrino de bautismo de un hijo de padre desaparecido, al acceder a una petición en ese sentido que le había hecho quien era hasta ahora ahijado del dictador, Gastón Castillo.

La medida acaba de ser tomada por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, luego de aceptar los argumentos de Castillo. En una carta que éste le envió la semana pasada junto con su abogado, Hernám Jaureguiber, le expuso que el vínculo religioso con Videla “me hiere y mortifica irreparablemente.

El hecho de que Castillo haya tenido como padrino a Videla,  se produjo a raíz de que era el séptimo hijo varón y, por tanto, merced a la ley 20.843, tenía derecho a ser ahijado del presidente de la Nación. Como su padre, al momento de nacer en 1977, estaba desaparecido, su madre decidió apelar al padrinazgo presidencial con la esperanza de que ello le permitiría dar con el paradero de su marido . Pero no fue así. De hecho, sus restos fueron hallados en 2009 en un cementerio de Avellaneda enterrado como NN y con signos de haber sido asesinado, según el informe forense.

Castillo –según dice en la carta que le dirigió al cardenal- venía realizando sin éxito gestiones ante autoridades eclesiásticas para lograr la supresión del padrinazgo de Videla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada