martes, 18 de enero de 2011

Represores no gratos en la playa

Declaración del Concejo Deliberante de Gral. Pueyrredón
  
Cuatro represores que tenían intenciones de pasar sus vacaciones en la ciudad de Mar del Plata fueron declarados “personas no gratas” por el Concejo Deliberante de General Pueyrredón, cabecera distrital de la ciudad balnearia. Los capitanes de navío Oscar Castro, Hernán Lorenzo Payba, Hugo Mac Gaul y el coronel Carlos Andrés Stricker, cuyas excarcelaciones fueron revocadas a principios de enero por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca, habían sido autorizados para veranear en esas playas. Sólo Payba regresó a prisión, mientras que Castro y Mac Gaul solicitaron a través de sus abogados gozar del beneficio de la prisión domiciliaria hasta tanto se lleve a cabo el juicio oral –aún sin fecha– por los delitos de lesa humanidad cometidos en el V Cuerpo del Ejército y en las bases navales de Baterías y Puerto Belgrano.

De las cuarenta y cuatro excarcelaciones revocadas a militares, marinos, prefectos, policías y penitenciarios que tuvieron actuaciones en Bahía Blanca y en Punta Alta durante la última dictadura, cuatro alcanzaron a represores cuyo destino turístico era La Feliz. La declaración de los concejales que expresaron el “más enérgico repudio” a su presencia en la ciudad, argumentando “el carácter aberrante de los crímenes que se les imputan”, que “ofenden a la humanidad”, llegó tarde para al menos dos de ellos. Castro, que entre 1975 y 1978 revistó en el Comando de Operación Naval con asiento en Puerto Belgrano, estuvo alojado desde el 12 al 17 de diciembre en el Hotel Antártida. Mac Gaul pasó fin de año en Mar del Plata y tenía previsto quedarse allí hasta fines de febrero, pero su familia dio aviso de que “por el nerviosismo y el stress” que le provocó enterarse de que debía volver a prisión, sufrió una descompensación, por lo que decidió viajar a Buenos Aires para realizarse exámenes médicos. Ambos pidieron que se les otorgue el privilegio de la prisión domiciliaria.

El capitán Payba –acusado entre otros delitos de ocho homicidios– estaba autorizado a pasar la última semana del 2010 en la playa, pero recién abandonó la ciudad el 5 de enero. Hoy está en prisión. De Stricker, la información sobre su paradero aún no fue notificada a la fiscalía bahiense a cargo de Abel Córdoba. El represor procesado en las causas “05/07” y “04/07” tenía previsto alojarse en un departamento sobre la calle Belgrano desde el 10 de enero hasta entrado marzo. “Los pedidos de eximición son un indicio de que no se van a presentar espontáneamente”, señaló Córdoba, que agregó que la medida de revocar las excarcelaciones “ha sido el reclamo constante de la fiscalía, ya que los imputados cuentan con medios y ya se han mostrado reticentes a cumplir con la Justicia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada